Gianni Schicchi de Puccini

Gianni Schicchi es una ópera en un acto, compuesta por Giacomo Puccini sobre un libreto de Giovacchino Forzano. Está basada en una historia referida brevemente en la Divina Comedia de Dante.

Es la tercera y más conocida y representada de las óperas que conforman Il Trittico (El tríptico). Se estrenó junto a las otras dos, en la ópera del Metropolitan de New York en 1918.

Es una comedia con una trama divertida e inteligente.

Personajes

A pesar de su corta duración, la ópera tiene una notable cantidad de personajes:

Personajes principales:

Gianni Schicchi – barítono
Lauretta, su hija – soprano
Zita, prima de Buoso Donati – contralto
Rinuccio, sobrino de Zita – tenor
Personajes secundarios:

Gherardo – tenor
Nella, esposa de Gherardo – soprano
Betto di Signa, cuñado de Buoso – barítono
Simone, primo de Buoso – bajo
Marco, hijo de Simone – barítono
La Ciesca, esposa de Marco – mezzosoprano
Doctor Spinelloccio – bajo
Amantio di Nicolao, un notario – bajo
Otros:

Pinellino, un zapatero – bajo
Guccio, un lavandero – bajo
Gherardino, hijo de Nella – mezzosoprano o contralto

Sinopsis 

La acción transcurre en Florencia, en el año de 1299.

Buoso Donati ha muerto en su cama. Su familia le llora melodramáticamente, hasta que se enteran del rumor de que Donati habría dejado todo su dinero al monasterio local en su testamento. Empiezan a buscar frenéticamente el testamento. Rinuccio, su sobrino, lo encuentra, pero se niega a dárselo a su tía Zita hasta que su tía acepte sus condiciones: si el testamento es favorable a la familia, ella debe permitirle casarse con la hija de Schicchi, Lauretta. Después de aceptar esas condiciones, la tía toma el testamento, y manda a buscar a Schicchi. Pero cuando el testamento confirma el rumor, todos se ponen furiosos y se niegan a permitir casarse a Rinuccio.

¿Qué se puede hacer? Schicchi y Lauretta llegan entonces, y son recibidos fríamente. Rinuccio insiste en que Schicchi puede resolver el problema, y le dejan de mala gana que lo intente. Schicchi envía a su hija lejos. Después de oír que nadie mas sabe de la muerte de Donati, le dice al doctor, cuando llega, que Donati se encuentra mejor y que sus servicios no son necesarios. Rinuccio corre a buscar al notario. Schicchi reemplazará a Donati y dictará un nuevo testamento. Los familiares se ponen de acuerdo sobre la repartición de las propiedades de Donati, excepto en cuanto a la mula, los molinos y la casa (los mejores bienes del finado). Los familiares acuerdan dejar a Schicchi que decida quién heredará esos bienes, pero todos vuelven para tratar de sobornarle, cada uno en su favor. Schicchi les recuerda en una hermosa aria el castigo por suplantación. El notario llega entonces y Schicchi se otorga en el testamento la mula, los molinos y la casa a él mismo, ante la furia de los familiares, que nada pueden hacer por temor al castigo nombrado por Schichi. Cuando el notario se va, Schicchi despide a todos y los familiares sin nada que hacer deben retirarse de la nueva casa de Schichi. En cuanto a Lauretta, como ahora tiene una dote, no hay obstáculo para su matrimonio con Rinuccio. Schicchi al final pide la indulgencia del público en forma de aplauso.

 Arias destacadas

  • “Firenze è come un albero fiorito” (Rinuccio)
  • “O mio babbino caro” (Lauretta)

El nombre de Gianni Schicchi aparece solamente brevemente en el canto XXX de la primera parte (el Infierno) de la Divina Comedia, como uno de los personajes en el infierno.

La base de la trama de la ópera de Puccini es, sin embargo, un comentario anónimo florentino sobre la Divina Comedia de Dante publicado en 1866, que aclara esa breve referencia en la obra de Dante. No se conocen los detalles de la vida de Gianni Schicchi, que fue un personaje real que vivió en el siglo XIII en Florencia, pero por el comentario anterior y otros adicionales, Gianni Schicchi fue famoso por su capacidad de suplantación de personas, y por ello fue al infierno.

Enlaces externos

Contenido por Categorias

La Radio del Online Opera Club