La Temporada de Ópera del MET concluye entre hechizos con “Armida” de Rossini

La Temporada de Ópera 2009-2010 del MET de Nueva York, que se transmite en vivo vía satélite a diferentes países, concluyó con la historia de Armida, una hechicera cautivadora de hombres, quienes se encuentran prisioneros en una isla. Armida, obra de Gioachino Rossini (1792-1868), cuenta con un libreto de Giovanni Federico Schmidt y está basado en el poema épico La Jerusalén liberada, de Torcuato Tasso.

La ópera, estrenada originalmente en el Teatro San Carlo de Nápoles, Italia, el 11 de noviembre de 1817, está dividida en tres actos y se desarrolla en cuatro horas y 20 minutos, tiempo en el que recae sobre tres personajes principales la mayor parte de la historia: Armida (Renée Fleming, soprano), Rinaldo (Lawrence Brownlee, tenor) y Goffredo (John Osborn, tenor).

Situada en la época de las cruzadas, la obra lírica cuenta la mítica historia de una hechicera, quien atrae a los hombres a la prisión en que se encuentra en una isla, expresándoles que su trono ha sido usurpado por su malvado tío Idraote (Peter Volpe, tenor), por lo que solicita ayuda y protección. Aunque detrás de este malévolo plan se esconde otra verdad. La hechicera Armida y su tío planean debilitar a las fuerzas armadas de los cruzados, convirtiendo en esclavos a sus mejores hombres.

Su directora, Mary Zimmerman, describe esta producción como “un tesoro enterrado, una caja llena de joyas”. Y sobre el relato agrega: “Tiene una calidad épica y encantadora, además de impactantes elementos visuales”.

Tal es el caso del ballet, que con apenas 15 minutos maravilló a los espectadores reunidos en el Metropolitan Opera House de Nueva York durante su estreno, contando con una coreografia de Graciela Daniele.

Fuente: El Informador de México

Contenido por Categorias

La Radio del Online Opera Club